Los mejores objetivos fotográficos para la foto de conciertos (I): Zoom estándar

La fotografía de conciertos es una disciplina apasionante, pero que puede ser también frustrante por no obtener los resultados que queremos. Por mi experiencia como fotógrafo profesional para varios medios musicales, en la fotografía de conciertos existe una gran dificultad técnica debido principalmente a las condiciones de iluminación con las que nos encontramos en las salas, y que suelen ser: luz tenue, o bien luz que cambia rápidamente de tenue a gran intensidad, con colores muy saturados, etc. Por ello, este es uno de los tipos de fotografía que más rendimiento exigen al equipo fotográfico que poseamos, y es por ello que, en una parte muy importante del resultado, entra en juego qué equipo fotográfico tenemos.

En esta serie de artículos iré dando unos consejos sobre qué equipo fotográfico es el que mejores resultados pueden darte en un concierto, hablando desde los objetivos de primera línea, los buques insignia de cada marca, hasta objetivos de precio moderado pero de resultados increíbles viendo su precio. Ah! Y si quieres saber muchos de mis trucos en la fotografía de conciertos, te recomiendo también mi “Guía de Consejos Básicos para la Fotografía de Conciertos”.

Empezamos la serie con el objetivo básico de toda mochila fotográfica: el zoom estándar. De hecho, es tan básico a día de hoy este tipo de objetivos que es el tipo de lente que viene incluído casi el 90% de las veces en los kits que incluyen cuerpo y lente. Empecemos!

El zoom estándar ¿para qué me sirve?

Este tipo de lentes se conoce como estándar debido a que el ángulo de visión que abarcaremos en nuestra fotografía, irá siempre desde ángulos mucho más abiertos que el ángulo normal de la visión humana, es decir, comenzarán su rango en lo que se conoce como “angular”, y el rango acabará, o en un ángulo un poco superior al de la visión normal (por encima de 50mm). Por lo tanto, este tipo de objetivos es ideal cuando queremos fotografiar conciertos en el que el escenario es o bien relativamente pequeño, o bien lo tenemos relativamente cerca, o bien queremos hacer planos amplios, pero también es indicado, ya que su rango puede incluso acabar en teleobjetivo corto, para planos medios en escenarios medianos, o primeros planos en escenarios pequeños. Por algo lo llaman “zoom estándar”, y es debido a que, gracias a su rango, es funcional para multitud de escenas.

af-s_24-70low

¿Que zoom estándar comprar?

En la fotografía de conciertos, como decíamos antes, una de las máximas es la exigencia que recae sobre el equipo fotográfico, y por ello, si queremos tener un equipo adecuado para esta disciplina, deberemos tener en cuenta que, ante condiciones tan complejas como las de un concierto (artistas en constante movimiento, luz cambiante y tenue) algo vital es que sean objetivos de gran apertura de diafragma (para los más nuevos en el mundo de la foto, diremos que es el número que va junto a la f en la descripción de la lente).

Después de esta premisa, ahora solo nos queda introducir en la ecuación nuestro presupuesto y exigencia, es decir, si lo vamos a usar profesionalmente o solo de manera circunstancial, de vez en cuando. Aquí van mis recomendaciones:

Precio moderado / uso circunstancial

Si nuestro presupuesto es limitado, o solo vamos a usar el objetivo de vez en cuando, no es mala opción apuntar nuestra mirada hacia marcas compatibles con nuestra cámara, como pueden ser Tamron o Sigma. Aquí os dejo algunos de los objetivos más interesantes, para cualquier cámara (si compráis uno, recordad que sea el compatible con vuestra marca de cámara)

  • Formato APS-C
    • Tamron 17-50 f2.8. Este fue el primer zoom estándar que compré para conciertos, sustituyendo al objetivo que venía en el kit, y la verdad que noté mucho la diferencia. Aunque no es tan nítido como los primeras espadas de Nikon o Canon, esta lente cumple perfectamente su cometido a un precio asequible. Hay versiones con estabilizador (Tamron lo llama VC) y sin él. En mi opinión, una lente de este tipo no necesita estabilización, o sea que mi iría a por el que no la lleva, que es más barato.
    • Sigma 17-50 f2.8: Aunque no he probado este Sigma en concreto, si que tuve como teleobjetivo un fantástico Sigma 50-150 f2.8 durante mi etapa con cámara con sensor APS-C, con muy gratificantes resultados, por lo que no me cabe duda que será igual o mejor que el Tamron 17-50 f2.8
  • Formato completo o Full Frame (FX, FF)
    • Sigma 24-70 f2.8: Esta vez empezamos con un Sigma, pues creo que en Full Frame es un pelín mejor, pero tan ligeramente que, en realidad, cualquiera de los dos (Sigma o Tamron) nos van a dar muchas alegrías. Importante escoger una versión HSM, que son las que tienen el motor de enfoque “ultra rápido” en Sigma.
    • Tamron 24-70 f2.8: Esta lente es un poquito más cara que la Sigma, pero cuenta con estabilizador. Si eso es importante para ti, adelante! pero en este tipo de objetivos, no lo encuentro, personalmente, una prioridad. Podéis ver en este enlace algunas fotos que hice con una versión más antigua del Tamron 17-50 f2.8 con la Nikon D90. En cualquier caso, ambas opciones suponen un 40% menos de inversión que sus equivalentes en Nikon o Canon, claro que también a costa de perder un pelín de robustez, calidad, velocidad de enfoque… Ese punto que pierde ¿es vital para tí? Entonces mejor que mires el siguiente grupo de objetivos!
EF-24-70mm-f2_8L-II-USM-w-CAP

Uso profesional / exigente

Si lo que en realidad nos importa no es tanto el precio si no saber que cada foto que hagamos va a contar con el mejor equipo disponible, ese que enfoca de manera rápida y precisa, ese que incluso a f2.8 tiene una nitidez de infarto, y cuyos materiales de fabricación son de primera categoría, deberíamos decantarnos por estas otras lentes

  • Objetivos Nikon
    • Si tu cámara lleva sensor APS-C, el buque insignia de los zoom estandar en nikon es el Nikon 17-55 f2.8 AF-S DX IF-ED
    • Si tu cámara lleva sensor Full Frame (FX en nikon), entonces lo que estás buscando es el Nikon 24-70 mm f/2.8 G ED. Actualmente este es el objetivo que yo utilizo el 90% del tiempo. Es una lente impresionante, rapidísima enfocando, muy nítida incluso a 2.8… vamos, una lente que vale cada euro que cuesta. Podéis ver en este enlace los muchos artículos que he ido subiendo en los que hay fotos realizadas con este objetivo
  • Objetivos Canon
    • Si tu Canon lleva un sensor APS-C, entonces el objetivo referencia en los zoom estandar será el Canon EF-S 17-55MM F/2.8 IS USM. Este objetivo es uno de esos por los que los usuarios de Canon me dan tanta envidia. Por poco más de la mitad de lo que cuesta su equivalente en Nikon, los usuarios de Canon además tienen el objetivo estabilizado con el sistema IS. Una ganga!
    • Si eres de los que llevan una Canon con sensor Full Frame, entonces eres un afortunado que podrá escoger, al contrario que en Nikon donde solo existe una opción, entre el Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM, que sería la referencia indiscutible con su apertura f2.8, pero también puedes irte a una versión que, aunque tiene un paso menos de apertura (f4), esto, en cierta medida, queda compensado con sus sistema de estabilización IS incorporado. Estamos hablando del Canon EF 24-70 mm f/4 L IS USM, una muy buena opción si quieres ahorrar casi 1000 euros que hay entre el precio de ambos.

Hasta aquí nuestra primera parte de estos artículos en los que repasaremos y recomendaremos el equipo recomendado para la fotografía de conciertos, eventos, espectáculos y recitales. Nuestro siguiente artículo tratará sobre los zoom angular!

Artículos relacionados: