Consejos básicos para la fotografía de conciertos

La fotografía de conciertos es un mundo apasionante. Estar delante de grandes artistas, enfrentarte a retos técnicos complejos, tener que sacar un buen reportaje en menos de 10 minutos de trabajo la mayoría de las veces… tensión, dinamismo, y resultados muchas veces espectaculares gracias al juego de luces y a la puesta escénica de los artistas! Es una disciplina fotográfica que, si bien en España no está especialmente valorada por los compañeros de profesión, realmente engancha. Pero hay algo que está claro: todo melómano y fotógrafo deseará poder unir ambas pasiones en el mismo lugar. Si eres uno de ellos, aquí dejo una serie de consejos que he ido madurando en este lustro dedicado en cuerpo y alma a este tipo de fotografía, que servirá para los que estéis empezando y quizá también para los que ya tengáis buenas tablas en eso de fotografiar desde el foso! Atentos! Tres temas y sin flash! Arranca el show!!!

Dividiré el artículo en dos partes: Consejos técnicos de fotografía en conciertos y consejos generales.

Muse en Palacio de los Deportes por Mariano Regidor

Muse en Palacio de los Deportes

CONSEJOS GENERALES

 

1. Se educado, respeta a público, artistas y compañeros fotógrafos

Este es el primer consejo que puedo dar. Un concierto es un acto artístico por el cual el público ha pagado una entrada para disfrutar de un grupo o artista al que admira. Los artistas están sobre un escenario interpretando su trabajo y ellos dictan las condiciones para que tú puedas trabajar, tenlas en cuenta. Por último, otros compañeros fotógrafos están intentando trabajar, intenta ser respetuoso mientras realizas tus fotografías. Aquí una lista que considero básica en cuanto a este punto:

  • Si no hay foso en la sala, intenta pedir permiso al público de las primeras filas para que te dejen hacer unas fotos del concierto. Coméntales con educación que solamente estarás los tres primeros temas del concierto y luego te irás para que puedan ver el concierto por el que han pagado. Y cuando pasen esos tres temas, vete de el lugar que te han dejado, claro
  • Mantén silencio. Muchas veces cuando vas a un concierto cada dos días, se te puede olvidar donde estás. Intenta recordar lo que te molesta a tí que alguien esté hablando a voces cuando tú has pagado por ver un concierto.
  • Eleva la cámara lo menos posible, o el menos tiempo posible. Hay muchas ocasiones en que fotógrafos en el foso tratan de sacar una toma diferente levantando la cámara por encima de sus cabezas. Esto es algo válido, pero tienes que ser lo más rápido posible y no repetir esta operación continuamente. Piensa que detrás tuyo está el público, que en ese momento en lugar de al grupo estará viendo tu cámara, y también están tus compañeros fotógrafos, que mientras tengas tú la cámara en el aire estarás impidiendo al resto de fotógrafos cercanos a tí realizar fotografías
El público de Muse en Palacio de los Deportes por Mariano Regidor

El público de Muse, podrían comerte vivo si te pasas, y con razón!

2. Intenta hacer fotografías solo en los primeros tres o cuatro temas

Casi siempre que la banda es internacional o más “importante”, hay una limitación clásica: Tres temas y sin flash. Ahí no queda otra que respetar dicha norma, pero habrá ocasiones en las que la banda no haya puesto ninguna norma de ese tipo. En estos casos, y en consonancia con el respeto, ten en cuenta, de nuevo, que estás en un acto compartido, no estás solo. No hace falta hacer un documental de un concierto, a lo sumo utilizarás 8 o 10 fotos de todo un concierto ¿para qué quieres hacer 500? Entiendo que hay un punto de adrenalina que nos invade al fotografiar un concierto, pero hay que pensar en que, llegados a un punto, estaremos molestando, y mucho, al público. Mi consejo es que hagas fotos los tres o cuatro primeros temas y, si quieres, no guardes aún la cámara, pero relájate y solo dispara cuando veas algo realmente diferente sobre el escenario a lo largo del concierto. La gente que te rodea te lo agradecerá. No hagamos aún mayor el estigma que existe por parte del público (justificado en algunos casos) sobre el fotógrafo de conciertos.

3. Fíjate más en la luz que en la música

Una tendencia natural que tenemos cuando empezamos a hacer fotografías de conciertos es que cuanto más nos está gustando la música, más fotos hacemos. Y la correlación entre mejor momento musical y mejor momento para hacer fotos NO EXISTE!. El mejor momento para hacer fotos es el momento en el que mejor luz haya!!! Mientras estés en “actitud fotográfica” analiza el concierto con los ojos, y no con tus oídos. De esa manera captarás mejores imágenes.

Jack White en La Riviera (Madrid) por Mariano Regidor

CONSEJOS TÉCNICOS

 

Equipo

1. La cámara

La fotografía de conciertos es quizá una de las que más rendimiento le exigen a una cámara fotográfica. Pocas otras situaciones combinan tantas problemáticas técnicas de una vez: luces en continuo cambio, iluminación tenue, velocidad de los sujetos a fotografiar… Por ello, y en la era de la fotografía digital en donde la capacidad de comprar película de alta sensibilidad ISO no existe, solo podemos confiar en cómo unos ingenieros asiáticos han sido capaces de resolver un parámetro principalmente: el ruido digital a altas sensibilidades ISO en el sensor. Entonces ¿qué cámara comprar? ¿Es mejor nikon o canon? (nikon, por supuesto jajaja) ¿hay otras opciones?. Aquí entra en juego cuánto nos queramos gastar, obviamente, pero lo más objetivo a la hora de hablar de cámaras es sin duda el ranking que hace DxO Mark sobre el ruido en sensores de las distintas cámaras del mercado, y a partir de ahí cada uno que elija libremente! Aquí os dejo el enlace al ranking de cámaras según su capacidad de ISO sin ruido digital. Por cierto, de las 10 primeras, 6 nikon, 3 canon y 1 sony y de las 5 primeras, 5 nikon!!! 🙂

Otro apunte: aunque cada día las cámaras compactas con sensor APS-C están consiguiendo unos resultados impresionantes en la parcela ISO vs Ruido, no aconsejaría comprar una pues una de las desventajas de estas cámaras frente a las réflex es la dificultad de enfoque con poca luz, algo indispensable para una cámara de conciertos!

2. Las lentes u objetivos: Diafragma

En combinación con el ISO los otros dos parámetros principales para obtener la correcta exposición de una imágen fotográfica son la velocidad de obturación y la apertura de diafragma. Los artistas musicales son diferentes entre si, tanto a nivel compositivo como a actitud frente al escenario, pero básicamente tendremos artistas más “relajados” como podrían ser cantantes de pop o folk, que pasarán gran parte de la actuación cerca de sus micrófonos o sin hacer demasiados aspavientos, y luego están los que son “puro nervio” que suelen estar moviéndose sin parar y que hay que estudiar sus movimientos para saber dónde podremos capturarles de la mejor manera. Como lo de la exposición correcta es una regla básica, todos sabremos que cuanta mayor rapidez en la obturación necesitemos, mayor apertura de diafragma será también necesaria. Por ello, la recomendación siempre será lentes “rápidas”, es decir, con posibilidad de grandes aperturas. Lo ideal es lentes con f2.8 como mínimo, pues seguro que vas a necesitar esa apertura. Si puede ser mayor apertura (f2, f1.8 o f1.4) mejor que mejor, pero aquí nuevamente vamos al tema económico!
M83 en concierto en La Riviera por Mariano Regidor

 
ATENCIÓN: Estoy creando una serie de artículos que tratan el tema de las lentes en profundidad. De momento, puedes ver estos dos artículos, sobre los zoom estándar y el zoom angular: Los mejores objetivos fotográficos para la foto de conciertos

3. ¿Lentes fijas o tipo zoom?

Gran dilema! Aquí cada uno se sentirá más agusto con una u otra opción. Las lentes fijas aseguran una mayor calidad y, por lo general, una apertura mayor a un precio más ajustado. Pero los zooms sin embargo permiten gran versatilidad. El equipo ideal es el que se ajusta a las necesidades de cada fotógrafo. Yo, por ejemplo, este es mi equipo de objetivos: Nikon 24-70 f2.8, que utilizo en el 70% de las ocasiones (salas pequeñas y medianas, y salas grandes para tomas generales) Nikon 80-200 f2.8 (salas medianas y salas grandes, e imprescindible en festivales). Nikon 50 f1.8 (siempre en la mochila, pequeño, barato, y que puede sacarte de más de un apuro si la cosa se pone realmente oscura). Tamron 17-35 f2.8 (gran angular, sobre todo lo uso en salas pequeñas y con grupos más “potentes”)

Lo que yo uso en casi todos los conciertos a los que voy:

Hay otras lentes recomendables para conciertos, aunque mi equipo se limita a estas cuatro. Uno por ejemplo que le tengo echado el ojo hace tiempo es el Nikon AF-S 85mm F1.8 G, un buen teleobjetivo medio, con una apertura increíble para el precio que tiene. En canon la aternativa sería el Canon EF 85MM F/1.8 USM

4. El Flash

He leído en muchas webs de fotografía, cuando dan sus guías para fotografiar conciertos, desaconsejar el uso del flash. Yo en realidad tengo otra opinión al respecto: el flash es un componente útil, y en muchas ocasiones importante para conseguir fotografías en concierto. Hablo del flash de mano, no del flash de la cámara, ese si vale de poco para iluminar (aunque también te puede salvar!) Por lo general no se permite su uso en grandes y medianos conciertos, pero bueno en esos suele ser menos importante el uso del flash como apoyo. Sin embargo, en salas pequeñas y con una iluminación regular, o en algún tipo específico de concierto (metal, hardcore, punk…) el uso del flash permite captar imágenes y movimientos que, sin él, sería casi imposible.

Actualmente utilizo flashes descatalogados como son el sb-600 y el sb-800. Pocos motivos suele haber para cambiar un flash salvo su potencia y su zoom, y yo ahora mismo con estos dos voy servido. Pero si tuviese que sustituirlos por defunción de las unidades, a día de hoy me iría a por el Nikon SB-700 o su hermano mayor, el Nikon SB-910. En Canon, la opción sería el Canon Speedlite 430EX II o su modelo superior, el Canon Speedlite 600EX-RT

Adrift

Un miembro de Adrift iluminado lateralmente por un flash. Olvídate de una foto así si no llevas el tuyo!

Al contrario de lo que he leído por ahí, que dice que el flash se come la luz ambiente, creo que el flash puede ser un complemento perfecto a combinar con la luz de ambiente. Todo depende de cómo lo usemos!!! Está claro que si ponemos nuestra cámara a ISO 200, el diafragma a 11 y la velocidad a 250, el flash va a lanzar un fogonazo que matará no solo la iluminación del concierto si no incluso a alguno de los miembros de la banda. Pero si tienes un flash de mano, habrás visto que tiene un manual bien grande y muchos botones que hacen muchas cosas: solo hay que aprender a utilizarlo correctamente!!! No explicaré aquí el uso del flash pues podría extenderme horas, pero ya os digo, el flash es algo muy útil y en ocasiones MOLA MUCHO EL RESULTADO!!!

5. Tarjetas de memoria

Aquí es importante dos cosas sobre todo: la capacidad y la velocidad. Es mejor en mi opinión tener más tarjetas de menor capacidad que una de capacidad bestial. Por si acaso! ¿Te imaginas llevar 16GB de imágenes de un festival y que se te borren por accidente todas? Pues eso no pasa si llevas 4 de 4GB :). Ahora, la velocidad si que es importante pues a veces, con luces muy cambiantes a gran velocidad, la única opción será disparar en ráfaga, y este tipo de disparo está directamente relacionado con la velocidad de escritura de nuestra cámara y nuestra tarjeta. Yo actualmente uso esta como principal Transcend Tarjeta de memoria Compact Flash de 16 GB (Ultimate) y algunas de menor velocidad como secundarias.

6. Otro equipo

Mi único consejo es: lleva siempre un repuesto de todo lo que puedas! Pilas, baterías, tarjetas… incluso si vas a un festival grande otro cuerpo de cámara puede que no esté de más! Date una vuelta por la Tienda de fotografía en Amazon y encontrarás lo que necesites.

John Talabot en La Riviera por Mariano Regidor

La técnica

7. Medición de la luz y programa de disparo

La medición de la luz en un concierto es algo complicada. El fondo puede estar 5 pasos por encima del sujeto, una luz posterior puede entrar por la lente en ese momento y volver loco nuestro sensor… yo recomiendo por ello la medición puntual para estos casos, e intentar exponer o bien sobre la piel del artista o, si este se mueve mucho y entra y sale de la zona iluminada, sobre alguna zona del suelo del escenario que veamos está iluminada de manera similar al sujeto a fotografiar.

Fotografias Lori Meyers @ Joy Eslava por Mariano Regidor

Luces que no paran quietas en el fondo, pero luz fija para el sujeto. Solución: medición puntual

En cuanto al programa de disparo, depende mucho del tipo de concierto que estemos viendo, pero principalmente recomiendo modo Manual para escenarios en los que la luz no cambia demasiado y los sujetos están iluminados correctamente y de manera continua, y modo de Prioridad a la Velocidad en aquellas situaciones que todo cambia cada dos segundos, no olvidándonos nunca de intentar bloquear la medición, como he dicho antes, o sobre la piel o sobre una zona más amplia del escenario que esté iluminada de manera similar.

8. El Enfoque

Otra vez aquí podemos utilizar un método concreto dependiendo de las características del artista que estamos fotografiando. Si es de aquellos que extraña vez se apartan del micro y sus cercanías, yo recomiendo el modo de enfoque clásico, llamado en nikon “Single” (AF-S). Pero para aquellos artistas que se mueven bastante, es mejor aún utilizar el modo continuo (en canon creo que lo llaman “servo”, mientras en nikon es el AF-C). El punto de enfoque que mejor enfoca es el punto central, pero claro, hay que enfocar y reencuadrar en la mayoría de los casos, o sea que de nuevo dependiendo de lo que se mueva el artista, podremos usar esta técnica “clásica” (la de enfocar y reencuadrar) o una más dinámica ayudándonos de alguno de los otros puntos de enfoque de nuestra cámara. El enfoque tiene más misterio de lo que parece, depende de la cámara que tengas puedes tener opciones realmente interesantes a la hora de enfocar, pero en líneas generales estos consejos son los básicos para este tema

Lotus Plaza en Matadero de Madrid por Mariano Regidor

9. La Composición

Y aquí llega el toque personal. Mucha gente me dice que me encantan las diagonales al ver mis trabajos de fotografía de conciertos. La verdad es que tiendo bastante a componer con diagonales, me parece que le da mucho más movimiento y dimanismo a las imágenes, pero esto ya es una cuestión totalmente personal. Siempre hay conceptos básicos (que si los tercios, que si la composición de color, etc) pero aquí entra ya en juego el ojo y la forma de ver el concierto de cada fotógrafo. Primeros planos, planos abiertos en dónde se vea público y banda, primerisimos planos mostrando solo un detalle muy concreto como la mano rasgando las cuerdas de la guitarra, imágenes con ojo de pez mostrando todo el escenario y un protagonista en primer plano, planos medios, intentar utilizar en nuestro beneficio las potentes luces de contra para crear siluetas… aquí hay un mundo entero del que hablar!!! Lo mejor es mirar muchas fotos (en general, no solo de conciertos) e ir pillando nuestra propia manera de fotografiar. Lo importante es no ponerse límites, buscar siempre algo interesante, esperar a que los colores nos guste como combinan entre fondo y frente, mirar por el visor que no haya cortes raros en los instrumentos y… disfrutar creando imágenes!!!

Wilco en Madrid por Mariano Regidor

Diagonales! Solo veo diagonales!!! Estas, en Wilco

10. Selección y Edición

Aquí llegamos a la parte final. Elige con cuidado las fotografías, siempre es mejor enseñar pocas y buenas que muchas menos buenas. Entre varias fotos parecidas, escoge solamente una de ellas, la mejor. Sintetiza el trabajo que vas a mostrar. Seguramente hayas hecho en pocos minutos 100 fotografías o más, y la clave es elegir las 8 o 10 mejores, las que aporten algo distinto a la serie, para tener al final una colección balanceada y de calidad. No subas 400 fotos del mismo concierto a flickr o facebook, es imposible haber hecho tantas fotos buenas y al final estarás enseñando tanto tus buenas fotos como tus menos buenas, con lo que la calidad de tu trabajo descenderá

Concierto Deer Tick en la Sala Arena de Madrid

Por ahí he leído que el mejor fondo para foto de conciertos es ¡negro! NI DE COÑA!!!

Y por último, la edición. Este es otro tema del que se puede hablar horas y horas, pero yo sólo daré algunos pequeños consejos de qué hacer y qué no hacer:

  • Dispara en RAW, claro
  • Juega con la saturación de la imagen, verás que muchas veces bajando la saturación, la foto empieza a ganar nitidez. Esto es debido a que la luz tenue es más saturada (en líneas generales, en fotografía, si quieres colores saturados, baja un poco la exposición y los conseguirás) y a veces es demasiado.
  • No te pases con el “clarity”. Aburre ver esas fotografías que de tanto Clarity (o claridad en la versión española de los programas de Adobe) parece que son fotos en relieve. A veces está bien darles un punto, otras incluso la foto pide más, pero pasar de ciertos niveles empieza a crear una imagen tan aburrida como los cientos de ellas que basan su estilo en esta capacidad de Lightroom / Camera Raw
  • A la hora de tocar la exposición global de la imágen, fíjate en dejar bien la piel del sujeto. A partir de ahí, localmente ajusta a tu gusto.

Pues eso es todo más o menos. Cada tema, cada punto que he puesto en este artículo da para horas de charla y aprendizaje, pero aquí he querido simplemente dar unos consejos básicos de fotografía de conciertos que espero disfrutéis y aprovechéis! 

¿Te han quedado dudas o quieres profundizar en este tema?

Imparto clases de fotografía particulares en Madrid. Ponte en contacto conmigo si quieres conocer más secretos de la fotografía de conciertos o de la fotografía en general de manos de un fotógrafo profesional!  

Artículos relacionados:

  1. Rosario Lopez

    Muy currado el artículo. Hace una semana precisamente en el AMF le comentaba a una amiga que nunca entenderé cuando la gente se pone como loca a hacer ráfagas de fotos en el momento “cubre” musicalmente hablando, incluso aunque en ese momento la luz sea la peor :S
    Me encanta la foto de Wilco, yo tiendo a tirar bastante de diagonales para componer también 🙂

Comentarios cerrados.